Video recetas de cocina

Hay gente, no es mi caso, que le encuentra utilidad a esto de separar la clara de la yema del huevo. Yo creo, que si ya vienen juntos y se pueden comer ¿para qué separarlos?

Seguramente, si os gusta el buen cine, el de verdad, habréis visto a Rocky Balboa tomando un batido de claras de huevo a modo de "mega batido de proteínas"... bueno, también lo habéis visto en Torrente...

El caso es que esta "separación" requiere de una técnica adecuada. Algunos habréis visto ya unos vídeos donde un individuo, con una botella de plástico, consigue llevar a buen puerto la misión. Otros conoceréis al avispado que incluso vende un ingenio para realizar la ya mencionada separación. De lo que estoy seguro es que esto no lo habéis visto todavía. Se puede separar la yema de la clara sin herramientas, incluso se puede realizar la separación sin usar la cáscara del huevo, que seguro que ya estabais pensando en ello. Es más, es algo que puede realizar un chaval en su casa...  Y éste el caso, resulta que entre la legión de fans de este "vuestro blog" está mi vecino @carlosnmr  que el otro día decidió lanzarse a la colaboración con el vídeo que vais a ver a continuación, y que se titula "Cómo separar yema y clara de huevo" ( versión fácil)


¡Gracias por tu aportación!






Después de un tiempo de descanso y recopilación de nuevas recetas vuelvo a la carga con el blog. La receta de hoy no es que sea difícil o fácil, es resultona un rato.
Hoy vas a aprender a hacer gelatina de sobre. La mayoría de vosotros seguro que identificáis la gelatina con las golosinas, pero nada mas lejos de la realidad. Según dicen las malas lenguas es un producto muy rico en vitaminas y que encanta a los niños. En fin tampoco es el cometido de este blog enseñaros a comer bien ( ni a cocinar bien tampoco) pero no está de más quitar etiquetas dañinas a productos maravillosos como la gelatina.
Un aviso, si eres vegano tendrás que tomar una cosa que se llama Agar-agar y que todavía no he probado, pero prometo probar algún día...
Vamos con el vídeo:

Para realizar esta receta de gelatina sólo necesitaréis:


  • Agua.
  • Sobre de Gelatina. ( yo he usado al de ahorramas)
  • opcional: a veces mola meter una gominola justo antes de meter en la nevera para que se quede en suspensión..

¿Cómo se hace la gelatina?

Sólo tienes que seguir las instrucciones de la caja que se reducen a:
  • Calienta agua
  • Mezcla los polvitos del sobre.
  • Mételo en la nevera
  • Sácalo para tomártelo después de unas horas.
¿Cómo hacer unas Fajitas bien preparadas? una de las recetas mas fáciles que puedes encontrar... con kit de supermercado y todo. No pensarías que esta receta la voy a a hacer completa ¿no?.
Lo importante es seguir con la tradición de este vídeo blog estafa gastronómico en el que vais a obtener ideas de recetas fáciles y rápidas, aunque eso no asegura que después  no tengáis que limpiar la cocina... Además, ahora que en algunas conversaciones vecinales mi nombre aparece junto al de Jamie Oliver, pues oye uno se siente mas motivado a seguir con estas creaciones video cociniles que tanto os gustan.
Lo primero el vídeo, no sea que tanto trabajo se eche a perder...
Como podéis comprobar mas fácil no puede ser, sólo hay que poner lo que falta al kit que compréis en el supermercado, por tanto, los ingredientes son:

  • Kit de fajitas de supermercado ( tortillas y sazonador)
  • Pimientos de colores ( rojos, verdes y amarillos... que gran canción de los 90)
  • Cebolla.
  • Diente de ajo (opcional)
  • Pechuga de pollo.
  • Filete de ternera.
  • Tomate.
  • Lechuga.
El proceso, que habéis visto en el vídeo, es muy fácil,
Calienta la sartén con un poco de aceite y, el que quiera, que le ponga un diente de ajo.
Cuando esté caliente empieza por cocinar la carne con la cebolla, por aquello de asegurarnos de que no quede cruda y, mas tarde los pimientos de colores.
Mientras hacemos esto hay que ir picando un poco de cebolla, tomate y lechuga para que nos quede algo parecido a un "pico de gallo", que ya sabemos que no es realmente, pero luce lo suficiente.
Por último, cuando ya esté todo, mete las tortillas en el microondas y les das un calentón...
No te olvides del tabasco,¡ Ni del chupito de tequila!


En estas fechas tan señaladas la mayoría de vosotros o gente cercana a vosotros os encontráis de vacaciones, y lo que menos apetece en vacaciones es tener que levantarse pronto y hacer el desayuno. Lo que realmente apetece es tomarse un desayuno potente que te cargue las pilas para todo el día. vamos, lo que viene siendo "ponerse como el tenazas". Esa es una de las razones por la que nuestros amigos de VIPS ( o similares) han ido mas allá en el servicio de desayunos y, además de ponerte los típicos churros, tostadas, o, para los mas atrevidos un barrita de pan con aceite y tomate, se han sacado de la manga los "desayunos vips", que si americano, que si inglés, etc. En resumen DESAYUNACOS del catorce para ponerse hasta las trancas una mañana cualquiera de resaca...
También es verdad que la economía está como está, y, aunque estuviera de otra forma, no es plan de irse al bar a meterse un desayuno de tal calibre... lo digo por la pasta que cuestan, no por el exceso de calorías, grasas, etc no penséis ahora que me voy a preocupar por vuestro colesterol..
Ésta es la razón por la que os traigo la receta del "DESAYUNO VIPS PARA VAGOS QUE NO QUIEREN SALIR DE CASA"



La receta es muy básica, sólo necesitáis los siguientes ingredientes:
  • Pan ( para tostadas)
  • Bacon
  • Salchichas
  • Patatas
  • tomate, o calabacín, o algo parecido a una hortaliza... por aquello de aparentar comer sano.
  • Huevos
  • champiñones...
  • y lo que se te ocurra que puedas poner a la plancha o freír en tu sartén.
El proceso es fácil, muy fácil. Por un lado, en al tostadora, vas preparando el pan, y pones la sartén a calentar. mientras, pelas unas patatas y, en al freidora o en otra sartén con aceite caliente, vas friendo las patatas.
Una vez tienes caliente la sartén, puedes empezar por las salchichas, cuando estén hechas a tu gusto pasas al siguiente ingrediente, el que quieras, y dejas para el final el huevo. Puedes hacer lo que te parezca, pero yo, lo hago revuelto, no por nada especial, sino porque siempre se me rompen al abrirlos y no me queda otra alternativa..
Esto es todo por hoy, espero que os peguéis unos buenos desayunos vips a partir de ahora...
¡Qué gran producto la tortilla francesa! por si no lo sabíais es un producto que le debemos a los franceses. Pero no por que sea un producto afrodisíaco o porque nos enseñaran ellos a hacerla. Sino porque en la época de la invasión francesa, en el asedio de Cádiz y San Fernando de 1810, nos dejaron con tan pocas cosas que no nos quedaron mas huevos (valga la redundancia) que hacer las tortillas así de simples, sin patatas ni nada...
De ahí que se llame "A la francesa". A partir de este invento español el mundo entero ha hecho variaciones y cada nacionalidad tiene su propia forma de hacer la tortilla francesa. NO me voy a extender....

COCINA PARA ESTUDIANTES: Tortilla Francesa


INGREDIENTES
  • Huevos
  • Aceite
  • Sal
  

CÓMO SE HACE LA TORTILLA FRANCESA
El proceso es fácil de explicar, aunque alguna parte puede resultar complicada.
Abrimos el huevo y lo vetemos en un plato. le añadimos un poco de sal. Procedemos a BATIR el huevo. Esto de batir es importante, a mi casi nunca me sale bien. Algo que, desde fuera parece como darle movimiento sin sentido a un huevo, Requiere de una técnica impresionante. La cosa es conseguir hacer unos "círculos" en vertical arrastrando el huevo con el tenedor hasta que lo mezclamos todo bien... (Hay gente cuyo cuerpo entra en resonancia en este proceso)
Con la sartén bien caliente y un poco de aceite echamos el huevo batido... y a esperar que salga algo así...( bueno, algo mas bonito...)




Seguimos con las blogueras cocineras invitadas, si Bárbara nos enseñó su Kyaraben ahora Yolanda saca los tomates y los convierte en mermelada. No digo más, os dejo con su receta...

Cómo hacer mermelada con los tomates de Yolanda

No tenía yo ningún interés en concreto en hacer mermelada de tomate un lunes por la tarde, pero me dio por preparar unos tomates rellenos para cenar (eso lo contaré en otra receta, si os interesa) y de ahí surgió la idea. Cuando vacié los tomates me vi con la pulpa y las semillas de dos tomates (de los rojos, grandes, de los de huerta de toda la vida) sin un uso que darle y, educada en la cultura de “la comida no se tira”, pensé en qué podría aprovecharlo.Así que se me ocurrió lo de la mermelada para darle un uso, aunque tuve que modificar las recetas que encontré en internet porque todas decían de utilizar o todo el tomate excepto las pepitas o sólo la pulpa. Como yo no tenía ya el tomate entero y si le quitaba las pepitas a lo que tenía no daba ni para una tostada, decidí “customizar” las recetas que encontré. Y esto fue lo que hice:

Lo primero es escaldarlo todo en agua hirviendo durante 30 segundos, colarlo debajo del grifo de agua fría para que se enfríe y se retire el agua sobrante y pasarlo a un cuenco (no metálico, que reacciona con la acidez del azúcar y el limón). Se mezcla con unos 150 gr de azúcar blanco (la proporción está en unos 750 gr de azúcar para 1 kg de tomates, así que calculad lo que pese vuestra parte de tomates) y un chorro de algo menos de medio limón (imprescindible no sólo por el punto ácido que le aporta, sino porque ayuda a mantener la conserva en buen estado y a que obtenga una consistencia óptima).
Esa mezcla se deja unas 12 horas en la nevera para que macere todo bien. Pasado ese tiempo, se echa en una cazuela al fuego y se remueve continuamente, con cuidadito que no os salte, hasta que se consuma casi todo el agua que han soltado.
A mí me tardó unos 15 minutos en consumirse (será proporcional también a la cantidad que
hayamos preparado), pero hay que tener cuidado que no se consuma del todo porque cuando se enfríe se secará aún más y en vez de mermelada tendremos cemento de obra! (un truquillo poco ortodoxo pero útil en casos extremos: si antes de que se enfríe del todo veis que se endurece demasiado, podéis echarle un poquito de agua caliente y mezclar bien para que se licue).
En un tarro de cristal os durará algo más de una semana en la nevera, recordad que no lleva
conservantes de ningún tipo. Si queréis envasarlo al vacío (hirviendo el tarro al baño maría) os aguantará meses antes de que lo abráis.
Os lo recomiendo en una tostadita de pan con queso, en un sandwich de jamón y tomate o en la típica tostada de desayuno con mantequilla, aunque incluso he leído que “marida” bastante bien como guarnición de carnes rojas. Mmmmm!




Uno siempre pensó que las ensaladas tenían que ser algo frío, hasta que empieza a tener una vida medianamente interesante y le da por salir un poco.
También tengo que decir que hacer mal una ensalada tiene delito, no conozco a nadie al que le salga mal una ensalada. Es de esas cosas que siempre salen en los blogs de RECETAS FÁCILES.
Ahora que lo pienso... si conozco a alguien a quien le salen mal las ensaladas, en realidad le sale mal todo lo que tiene que ver con la cocina, pero no voy a decir quien es ¿ verdad XXXXA?
No me extiendo más en esta introducción, sólo decir que dentro de ser una receta de cocina fácil, es de las que necesitan de fogón y sartén, por que si no no sería una ensalada templada...

RECETA FÁCIL. ENSALADA DE ESPINACAS Y GULAS

INGREDIENTES NECESARIOS:
  • Espinacas ( de bolsa, crudas)
  • Un diente de ajo.
  • Tomates "cherry" ( de los pequeñitos esos que son como cagadillas de cabra pero en dulce y de color rojo)
  •  un paquete de "GULAS" o pescado prensado similar.
  • sal y perejil

CÓMO SE HACE LA ENSALADA DE ESPINACAS Y GULAS.:
 
 

 Comencemos con la parte menos fácil. En una sartén, calentamos un poco de aceite con ajo picado, cuando coja temperatura metemos las gulas para que se hagan. No os olvidéis de echar un poco de sal y perejil. Los más intrépidos podéis incluir algo de guindilla, pero con cuidado no sea que os salga una ensalada "campanera" ( que pica al entrar y repica al salir).
Reservamos a un lado las gulas calientes y, una vez lavados espinacas y tomates( los tomates mola cortarlos, pero eso es opcional) los ponemos en una ensaladera y coronamos todo con las gulas que hemos reservado. Lo presentamos con una buena botella de tinto y unas velas... y quedamos como reyes.